NUEVAS GENERACIONES AVIDAS DE ESCUCHAR MUSICA NUEVA

ph. Luciana Demichelis

Lucio Consolo y Marco Viera -en esta oportunidad, bajo el nombre de DOGMA- serán los protagonistas de la DIRE X INBOX del próximo viernes 11 de agosto en La Plata.

La ciudad de las diagonales, reconocida nacionalmente por su cultura joven y su circuito artístico, recientemente ha sido declarada capital universal de las dire y de los inbox, lo cual ha alertado severamente a los vecinos platenses, quienes cada fin de semana temen que la próxima dire sea la suya. Consolo y Viera, que paralelamente forman parte de Peces Raros, nos cuentan qué se traen entre manos para este viernes.

¿De qué se trata DOGMA?

Dogmas religiosos, dogmas políticos, dogmas artísticos. Dogma es la palabra que sintetiza lo que nos rodea. Dogmas en todos lados. Nosotros también tenemos dogmas. Y por eso elegimos esa palabra, para darle un contorno a nuestra experiencia mezclando juntos.

En Peces Raros hay mucha bajada electrónica, incluso en los interludios que hacen entre temas. ¿qué les inquieta del género? ¿lo curten hace mucho?

Una de las primeras cosas que rescatamos de la electrónica y llevamos a nuestro vivo fue la idea de la continuidad, de la música despojada del detenimiento. Encontramos en este formato la posibilidad de moldear la forma del show como lo hacen los DJs con sus sets, ubicando (y arreglando) las canciones en virtud de un discurso sonoro. Desde esta óptica cada canción o track es interpretada como una parte dentro de un todo y adquiere sentido o genera un efecto determinado en base a como está contextualizada. Para nosotros ese valor coyuntural que adquiere la música es una de las piedras angulares del lenguaje electrónico, y es donde hoy ponemos el ojo.

Hoy cada vez más bandas de rock recurren a sonidos de otros géneros, ¿sienten que hay más apertura a la hora de crear música? ¿se rompieron algunos parámetros?

El rock siempre supo nutrirse de otros géneros sin dejar de ser rock, su cualidad mutante hace que persista y se resignifique a través de las corrientes sonoras que revuelven el mundo. Hoy, como siempre, las bandas rockeras coquetean con sonidos que resultan (momentáneamente) ajenos al género, y hacen que el rock sea como un virus que evoluciona para sobrevivir a los medicamentos pop de laboratorio.

En DOGMA, ¿cómo cranean los sets? ¿tocan juntos?

Como vivimos juntos intercambiamos música nueva todos los días. Muchas veces cada uno está armando un set por separado y nos pasamos tracks que creemos que le pueden ser de utilidad al otro. En Dogma vamos a proponer un peso específico entre el estilo de cada uno, que podría sintetizarse en una oscilación entre el Progressive House más oscuro y el Techno más onírico. Algo gracioso es que en la búsqueda de nueva música nos terminamos dando vuelta entre nosotros, hubo una cooptación sonora mutua.

¿Cómo ven el circuito local de djs? ¿y el público?

Es el circuito que más recorremos. Este año disfrutamos varios sets de la mano de DJs locales (Manu Rodríguez, Matías Jauregui Lorda, Soulkeys, Franco Sorgio, por nombrar algunos). También entramos en contacto con ellos y encontramos personas comprometidas con su música, muy criteriosas y con una gran sensibilidad. Así dimos con Cris (Number C) y lo invitamos a abrir la noche del Viernes, para nosotros es un placer muy grande.

En La Plata vemos un público en crecimiento, nuevas generaciones ávidas de escuchar música nueva, bien seleccionada y mezclada. El rol del DJ se volvió parte importante en los eventos de bandas y trascendió el papel de musicalizador al cual estaba relegado. Todo es parte de un mismo fenómeno que asciende, y podría ascender mucho más prolijamente si la coyuntura política acompañase el proceso.

Por Maria Emilia Hernández